domingo, 12 de enero de 2014

Un artista catalán confecciona una bandera independentista con retales de una bandera franquista

El artista Marc Montijano (Vic, Barcelona, 1978), se encierra durante doce horas para reflexionar sobre el independentismo y la situación política en Cataluña, el día que se inician los actos de conmemoración del Tricentenario de 1714. La performance que lleva por título Una, gran i lliure! (¡Una, grande y libre!), pretende denunciar la manipulación que está sufriendo la sociedad catalana.

Durante doce horas interrumpidas, el artista ha permanecido aislado en un reducido espacio con el material recopilado en la preparación del proyecto, acompañado únicamente de la persona que documentaba la acción.
Desde las diez de la mañana hasta las diez de la noche del pasado 11 de enero, Marc Montijano situado dentro de un círculo de cuerdas y con uno de sus característicos sacos cubriéndole el rostro, ha estado interactuando con diversos objetos relacionados con el independentismo (documentos, fotografías, folletos, carteles, banderas, etc). Dicho material lo fue reuniendo entre noviembre y diciembre de 2013 durante la primera fase de documentación del proyecto.

El resultado ha sido una polémica performance a modo de catarsis, como el propio artista ha explicado: "Mi intención era plasmar, expresar sin filtros, mi punto de vista sobre el independentismo. Soy catalán y es un tema que me preocupa. Sé que es una obra polémica y que me va a traer problemas, pero los artistas estamos para invitar a pensar, no para hacer amigos".

Uno de los momentos más destacados de la acción, ha sido la realización de una estelada, bandera independentista, tomando como base la bandera catalana, senyera, utilizando para ello retales de una franquista.

Tras dibujar el perfil de la estelada sobre la bandera catalana, ha recortado trozos de una bandera franquista y los ha ido pegando poco a poco, muy lentamente, hasta trasformar la senyera en una bandera independentista. Una metáfora visual del proceso que según el artista está viviendo Cataluña.

Según el autor: "con este proyecto pretendo denunciar la manipulación que está sufriendo la sociedad catalana y el delicado camino al que se dirige. He empleado como título uno de los lemas del franquismo traducido al catalán (Una, gran i lliure!), porque
quiero subrayar los paralelismos entre el independentismo y la dictadura de Franco. El nacionalismo independentista es la política oficial y gota a gota están logrando que sea la única línea de pensamiento socialmente aceptada. Intentan crear una única opinión válida en Cataluña, y en consecuencia un clima cada vez más cerrado e intolerante con las opiniones contrarias al independentismo. El independentismo catalán se basa en dos elementos absolutamente fascistas: un nacionalismo con componentes victimitas y un eficaz aparato de propaganda".

La performance ha tenido lugar el sábado 11 de enero, coincidiendo con el acto inaugural de la conmemoración del Tricentenario de 1714, en Hidden Gallery, un espacio alternativo, fuera de los circuitos comerciales, centrado en el arte de acción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada